¿Por qué trabajar con papel y lápiz?

¿Alguna vez pensaste en el efecto que tiene la tecnología en tu trabajo creativo? Quizás deberías. Con el paso de los años, a medida que conectábamos nuestros equipos de escritorio a Internet, equipábamos nuestras oficinas con wifi, computadoras portátiles y smartphones, algunos se detenían para considerar su impacto en nuestro trabajo.

Como niños vertiginosos en la mañana de Navidad, adoptamos con entusiasmo estas nuevas y relucientes herramientas digitales, descartando a los pocos escépticos, tildándolos como viejos irritados o luditas.

Hoy, todavía amamos nuestro InDesign, nuestro Photoshop, nuestro Final Cut, nuestro Word. Bueno, nadie ama a Word, pero ya se entiende el punto. Es comprensible que amemos estas cosas porque indudablemente nos han quitado el tedio de nuestros trabajos.

Pero han mejorado el trabajo? Lo dudo.

Mucho se ha escrito sobre el declive del arte en la publicidad y, si se acepta esa premisa, sostengo que la tecnología ha jugado un importante papel en ese declive. No estoy argumentando que sea el motivo principal, pero sin duda es un factor. El arte inevitablemente sufrirá cuando los videos HD se puedan realizar con un teléfono inteligente y se entreguen casi instantáneamente a millones de personas. Eso es solo sentido común.

Pero también me pregunto sobre el efecto de la tecnología en la herramienta más importante a nuestra disposición: nuestras mentes.

Bien, no podemos desconectar el timbre. Y nadie -incluyéndome- quiere regresar a las máquinas de escribir, Photostats o 35 mm. Pero podríamos tomar un camino alternativo y elegir usar la tecnología de forma selectiva y reflexiva.

Así que aquí está mi modesta propuesta para creativos: La próxima vez que recibas un nuevo brief, comenzá el trabajo a mano, en papel. -Lo siento, un lápiz y una tableta no cuentan-. Una vez que estés conforme con las ideas y posibles ejecuciones, por supuesto, encendé esa MacBook Pro. Pero intentá, simplemente intentá, comenzando de la manera antigua.

Aquí hay 10 razones por las que deberías.

1. Digital es una distracción. El pensamiento creativo ocurre cuando la mente tiene tiempo de imaginar, cuando estás un poco aburrido. Y si estás constantemente inquieto con correos electrónicos, actualizaciones de Facebook y mensajes de texto, estás vendiendo el trabajo fácil, perjudicándote a vos mismo.

2. Escribir a mano estimula tu cerebro. Según Forbes, un estudio de la Universidad de Indiana descubrió que la escritura a mano alzada estimula al cerebro en tres áreas distintas, que el tipeado no, y tiene un efecto similar a la meditación en el cerebro.

3. Escribir y dibujar a mano te ralentiza, de una buena manera. La eficiencia de la tecnología nos ha engañado haciéndonos creer que podemos producir grandes ideas rápidamente, como si fuese magia. No podemos, la excelencia aún requiere tiempo y enfoque. "Quizás lo mejor de la escritura a mano es que el acto de hacerlo te obliga a concentrarte en lo que es importante. Es, en esencia, un momento de atención plena ", escribe la neurocientífica Dra. Claudia Aguire en Headspace.

4. Escribir a mano mejora el aprendizaje. Investigaciones en Princeton y UCLA descubrieron que los estudiantes aprenden mejor tomando notas a mano, en parte debido a lo que los científicos llaman "asignación de conceptos". El aprendizaje mejorado es útil en publicidad, ya que frecuentemente tenemos que producir trabajos para nuevos clientes y categorías desconocidas.

5. Cuando escribes a mano realmente produces más ideas. Un estudio de la Universidad de Washington mostró que "cuando los niños compusieron el texto a mano, no solo produjeron más palabras y más rápidamente que con un teclado, sino que expresaron más ideas".

6. Garabatear es divertido. Hay una razón por la que lo hiciste cuando eras un niño. El arte es un trabajo tedioso y agotador, pero en la etapa de generación de la idea, necesitas tu espacio para perder el tiempo. Y cuando recién estás comenzando a descifrar un brief, necesitas más ideas aproximadas y menos pulidas.

7. Escribir a mano te hace más inteligente. Bueno, eso es probablemente una exageración. Pero Psychology Today delineó una infinidad de beneficios cognitivos de escribir a mano, incluida la comparación de su efecto en el cerebro con la reproducción de un instrumento musical. Muy genial.

8. El papel no tiene un botón de "borrar". Al escribir o dibujar a mano, tienes un registro permanente. A veces tienes suerte y aterrizas en algo bueno desde el principio, y si estás borrando mientras trabajas, podrías estar tirando oro.

9. Es fácil caer en patrones en digital. Muy fácil y todos lo hemos hecho. Comenzar un nuevo proyecto con una plantilla anterior. Adaptación de un material previamente guardado. Las mismas fuentes, patrones, cuadrículas. Un pedazo de papel en blanco simplemente no tiene todo ese equipaje.

10. Las mejores campañas publicitarias de la historia se crearon de esa manera. Helmut Krone no utilizó InDesign para crear el anuncio "Lemon" de Volkswagen y Steve Hayden no conceptualizó el spot de 1984 con MS Word. Sé como Helmut Krone y Steve Hayden.

En una nota personal, probé este acercamiento de pluma y papel primero y realmente me sorprendieron los resultados. La conclusión: casi todos en nuestro negocio parecen poseer un cuaderno Moleskine. Intentemos ponerlos en uso para algo más importante que las notas de la reunión. Quizás descubras que tu trabajo mejora.

Fuente / Imagen: The Drum

Categorías

Nube de etiquetas